Qué hay detrás de la inversión inmobiliaria de Warren Buffett en España

Hace unas semanas se confirmó el proyecto inmobiliario de Warren Buffett en España. La inmobiliaria Berkshire Hathaway (NYSE:BRKa) Home Service se ha instalado en España de la mano de Larvia. El objetivo de esta asociación es la comercialización de vivienda de lujo en el mercado español.

Podríamos leer la noticia, quedarnos con este dato y ‘a otra cosa mariposa’. Pero detrás de esta noticia hay algo más. Seguro que no hace falta recordaros a ninguno de vosotros quién es Warren Buffett y su modelo de negocio en Berkshire Hathaway (NYSE:BRKa). Me parece muy significativo que después de muchos años se instale en España en el mercado inmobiliario.

Lo primero que podemos destacar es que, si Warren Buffett decide instalarse ahora en España, es porque ve posibilidad de crecimiento en el mercado inmobiliario y, especialmente, en la vivienda de lujo. Esta idea podría chocar con lo que escuchamos constantemente en los informativos de televisión y en cualquier coloquio económico, donde se repite constantemente que viene una crisis y que está muy cerca.

Puede chocar, pero es compatible. Hay que recordar que, en la última fase del ciclo alcista, el mercado inmobiliario experimenta las más fuertes subidas, especialmente el sector de lujo, el mercado objetivo de Warren Buffett en España.

En los últimos años o meses del ciclo económico, el dinero obtenido de los mercados financieros durante la fase de expansión se desplaza hacia el sector inmobiliario, buscando la rentabilidad que ya no encuentra en los mercados que funcionaron años atrás.

Es posible que al sector inmobiliario le queden 1 ó 2 años de fuerte crecimiento. Cuando este mercado explote es cuando de verdad lo notarán las familias y la crisis se nos echará encima. Cerrarán empresas, se perderán trabajos, la población saldrá a la calle y los políticos se echarán la culpa los unos a los otros.

Nunca en la historia hemos entrado en una crisis, siendo ésta anticipada por tantos “sabios” como en la actualidad. Es totalmente incompatible. Si el mercado inmobiliario crece, la sensación que tendrá la sociedad cambiará, sentiremos más riqueza, aunque no se refleje del todo en nuestros bolsillos. Eso impulsará el consumo descontrolado y justo en ese momento la crisis saltará por los aires.

No sucederá lo mismo con la renta variable, posiblemente la caída empiece un poco antes. Seguramente nos queden los últimos meses del ciclo donde las empresas pasarán a estar sobrevaloradas, en concreto, medium caps y chicharros. Las primeras caídas de la renta variable vendrán provocadas por una recogida de beneficios, que se destinará en parte al mercado inmobiliario. De aquí en adelante no veremos nuevos máximos y el día que el informativo de televisión avise de que acaba de estallar la crisis, estilo caída de Lehman Brothers, la renta variable estará marcando sus últimos mínimos y estará cerca del cambio de tendencia.

Foto: Chema Barroso.

 

Dean Casas