Ahora es el mejor momento para adquirir una vivienda

Al parece es un buen momento para adquirir viviendas, el futuro de nuestras familias depende de una fuerte decisión en la actualidad. Una entrevista a Francisco Osores responde con grato optimismo.

Francisco Osores ha asumido la cabeza del gremio de la construcción cuando este sector no pasa justamente por su mejor momento. Pero el nuevo presidente de Capeco entra lleno de optimismo, pese a que los resultados aún no son nada alentadores.

El sector construcción ha venido cayendo durante toda la primera parte del año y la mayoría de analistas señalan que junio y julio también fueron meses malos. ¿Ven una recuperación en el corto plazo?

Es cierto que no ha comenzado bien el año y el primer semestre no está tan bueno, pero hay varios elementos que de alguna forma pueden ser utilizados como una oportunidad y repensar alguna estrategia para relanzar el tema de vivienda e infraestructura.

¿Mantienen el optimismo?

Estamos bastante más optimistas, los mensajes que han ido dando las autoridades respecto a apertura, diálogo, visión país, de alguna forma están buscando levantar el ánimo y entiendo que lo que se busca es generar mesas de trabajo para sentarnos y armar una agenda a futuro.

¿Pero en el corto plazo se podría ver una reversión de la caída del sector?

Creo que el cambio se puede ir empezando a ver en este segundo semestre y creo que el año va a terminar mejor de lo que estamos pensando porque los distintos actores han tomado cartas en el asunto. No solo el Estado sino los empresarios.

¿En qué sentido?

Por lo menos Capeco está preparando una serie de propuestas, yo sé que el Ejecutivo con la delegación de facultades busca lo mismo y vamos alcanzarles por el canal formal nuestras sugerencias para sacar adelante medidas que permitan impulsar más el sector.

¿Por dónde irían estas medidas que presentarán?

Desde el punto de vista de la oferta hemos tenido algo de restricción. Tuvimos problemas con los distintos trámites que había que hacer con las distintas entidades. Hoy tenemos identificado dónde han estado esos cuellos de botella y en la medida que lo trabajemos por lo menos la oferta podría recuperarse.

¿Cuándo?

Déjanos terminar las medidas y te digo cuándo. Es complejo porque tienes un municipio provincial que si bien tiene competencia para que sus ordenanzas sean ley dentro de su jurisdicción también tienes uno distrital. Lo que estamos buscando es que se pueda uniformizar los TUPAdistritales con la ley 29090 (de edificaciones), donde hay un tema que nos parece fundamental.

¿Qué más plantearán?

Necesitamos que empiecen a funcionar los revisores urbanos, que es una entidad permanente de revisión de proyectos. Es una solución autónoma justamente para, sin generar mayor presupuesto, poder tener una entidad autosostenible que permita la aprobación de proyectos y que sesione de manera permanente para generar mucho más dinamismo en la emisión de licencias en Lima.

¿Cuándo presentarán estas medidas?

Tenemos que hacerlas lo más pronto posible, hemos empezado a trabajar la semana pasada porque es muy importante presentarlas con algo de espacio antes de que venza el periodo de facultades del Ejecutivo.

¿Y qué evaluación hacen de la nueva ley de arrendamiento?

Es una buena medida. Es una alternativa adicional de cómo financiar vivienda y en realidad busca cubrir un espacio que no estaba cubierto, y ahora están en plena redacción del reglamento, y creo que vamos a esperar a ver cómo sale el reglamento y en función a eso iremos trabajando las distintas propuestas, pero cualquier medida adicional que genere una posibilidad de adquisición de vivienda es buena.

¿Tendrá la receptibilidad que espera el Ejecutivo?

Creo que falta el reglamento como para tener todos los elementos de juicio completos para que nos precise o desarrolle la mecánica de cómo funciona el sistema. Tenemos el concepto pero ahora nos faltan los detalles.

¿Cuál es el stock de viviendas no vendidas?

Más que el stock de las no vendidas, las vendidas deben estar cerca a las 6,000 viviendas en Lima en el primer semestre y esperamos a nivel nacional este año que pasemos las 22,000 viviendas vendidas.

¿Y en Lima?

Esperamos llegar a 14,000 o 15,000 tomando en cuenta que en el segundo semestre debe recuperarse y que ha habido una menor oferta, a retrasos, por temas de aprobación de proyectos. Pero casi estaríamos viendo un nivel similar al del 2014 (se vendieron 16,930), lo cual evidencia una recuperación. En el primer semestre la venta de vivienda ha caído 20% en Lima.

¿La contracción de la oferta ha impactado en el precio?

La verdad que no mucho, al contrario, han seguido subiendo ligeramente y este año algunos inmobiliarios proyectaban que debería subir 5%, pero en buena cuenta el precio se va a estabilizar por un tema de oferta y demanda con un atingente, el límite de calificación crediticia.

¿Es decir, tendería a seguir estable?

Sí, bastante estable con ligera tendencia al alza en el mediano plazo, lo que es una gran oportunidad para adquirir viviendas hasta por un tema del tipo de cambio. Es hasta un medio de diversificar riesgo, es una gran oportunidad para conservar valor en el tiempo. Es el mejor momento, pero la gente no se da cuenta de eso.

otrosí digo
Venta es sostenida por segmento A/B
Grupos sociales. La venta de viviendas nuevas en Lima durante el primer semestre del año ha sido sostenida básicamente por el segmento socioeconómico A/B, y en menor medida por un grupo del C que tiene forma de demostrar ser sujeto de crédito para el sistema financiero, dadas las restricciones para calificar que han tenido los bancos. Pero el presidente de Capeco afirma que la demanda potencial todavía es considerable.

Crearán un comité consultivo de planificación urbana
El presidente de Capeco, Francisco Osores, comentó que buscan crear un comité consultivo con apoyo del Ministerio de Vivienda y otros sectores involucrados para asesoramiento en la planificación urbana, tanto en Lima como en otras regiones del país, a través del programa “Una mejor ciudad es posible”.
El líder empresarial comentó que este comité ayudaría a los municipios a actualizar sus planes urbanos y permitiría un desarrollo ordenado de las ciudades.
“Y mientras no se haga no se tiene claro que zonificación va a tener determinada zona. El problema que tenemos hoy no es la carencia de suelo sino la falta de suelo legal y eso no permite hacer una proyección ordenada de la ciudad”, dijo.
Además, comentó que junto a la Federación de Trabajadores de Construcción Civil trabajarán medidas para detener la violencia en el sector.

Fuente: Diario Gestión

raulalf