El SIMA finaliza con un incremento de visitantes en su edición de 2017

El Salón Inmobiliario Internacional de Madrid (SIMA) cerró su decimonovena edición con un 9 % más de visitantes que el año pasado, según los organizadores, que han apuntado que la mayoría de los expositores consideran que el sector ha entrado en un periodo de «estabilidad y normalidad».

Los participantes han coincidido en el profundo cambio operado en el perfil del comprador de vivienda, que ahora puede decir dónde vivir, mientras que antes tenía que conformarse con lo que podía comprar en función de su capacidad económica.

Según los participantes en el SIMA, los dos grupos mayoritarios de visitantes han sido jóvenes hasta 35 años en busca su primera vivienda y personas con edades comprendidas entre los 35 y los 50 años que quieren cambiar de casa.

También se han acercado hasta la feria usuarios con el objetivo de invertir, sobre todo en la zona centro de Madrid, o con la idea de adquirir una segunda vivienda en la costa.

El salón abrió sus puertas el pasado 25 de mayo con más de 500 promociones nuevas y con el objetivo de coronarse como la edición de la reactivación del sector inmobiliario.

Esta reactivación, lejos aún de alcanzar las cifras previas a la crisis, tuvo su reflejo en el incremento del número de expositores, que sube el 20 %, hasta 275, y en la superficie ocupada por el certamen, 13.000 metros cuadrados, el 25 % más que el año pasado.

«Se trata de un incremento de visitantes en línea con las previsiones que avanzamos en base al número de personas registradas en la web de la feria. Este dato constituye una prueba más de que la recuperación de la demanda de vivienda y la reactivación del mercado residencial son un hecho», afirma Eloy Bohúa, director general de SIMA

Un artículo de: abc.es

Raul Alfonso Sosa Villanueva