Inversión en bienes raíces elige de nuevo Londres como destino

Ni siquiera el brexit pudo hacer mella en el atractivo de tener una propiedad comercial en Londres, ciudad que ha recuperado su estatus de destino principal para los inversores internacionales.

Compradores extranjeros encabezados por multimillonarios de Hong Kong y firmas financieras coreanas invirtieron más en oficinas de la capital del Reino Unido en el primer semestre que en todas las zonas centrales de París, Manhattan, Múnich y Fráncfort juntas. La libra débil convierte a Londres en una ganga en comparación con las ciudades de Europa, muchas de las cuales vivieron su propio auge inmobiliario.

Esto, sumado a una ola de dinero que abandona Asia en busca de hogar, ha contribuido a que Londres confirme su posición de ciudad No. 1 para la inversión inmobiliaria del exterior. Es un punto brillante excepcional en el proceso de divorcio de la Unión Europea , que ha visto una escasez de inversión y una desaceleración del crecimiento económico a medida que aumentan los riesgos de una salida sin acuerdo.

“Los rendimientos superiores de las oficinas londinenses pueden ser vistos como un buen valor por los inversores extranjeros”, dijo William Matthews, responsable de investigación de mercados de capitales del agente inmobiliario Knight Frank LLP, que aportó los datos. “Sobre todo en vista de las perspectivas de cierto aumento de los alquileres y los recientes movimientos de la libra esterlina”.

Los inversores del exterior gastaron 5,600 millones de libras (US$ 7,200 millones) en oficinas londinenses en los seis meses hasta junio, según Knight Frank. Los compradores también se sintieron tranquilizados por la demanda sostenida de espacio de oficinas en la ciudad y una escasez relativa de oferta. A esto han contribuido un mercado del empleo fuerte en la capital, un aumento de los alquileres por parte de los operadores de espacios de oficinas flexibles como WeWork Cos. y promotores inmobiliarios nerviosos que posponen nuevas construcciones.

Zadi Silva