El mercado inmobiliario ‘prime’ tras la pandemia del covid-19

Tras decretarse el estado de alarma en España a mediados de marzo, el mercado inmobiliario entró también en fase de cuarentena y, con ésta, se han activado algunas alarmas, comprensibles dada la situación, y muchos alarmismos, injustificados en su mayoría. Alexander Vaughan, abogado británico y uno de los co-fundadores de la inmobiliaria de lujo Lucas Fox, habla sobre cómo cambiará el negocio residencial prime tras la pandemia del coronavirus.

En el caso concreto del mercado prime residencial, éste ha padecido una lógica desaceleración, y si bien indicadores como las propias métricas de tráfico de nuestra web y el número de solicitudes recibidas parecen mirar hacia una recuperación, mejorando semana tras semana, esta actividad sigue sin traducirse en un incremento de visitas y ofertas. Algo que afecta, en general, a todos los profesionales de nuestro segmento.

Se sigue respirando un alto interés, tanto por parte de inversores y compradores nacionales como de internacionales, en continuar con planes de adquisición de viviendas. Hay inversiones muy atractivas en zonas todavía poco explotadas, cuyos precios, calidad y posicionamiento generan mucha atracción por parte de compradores más avispados. Asimismo, la finalización de numerosos proyectos de obra nueva en algunos de los puntos más tradicionales, léase Barcelona o Madrid, amplifican una oferta para la que no deja de notarse atracción por parte de compradores.

Un panorama que, cuando finalice el estado de alarma y se levanten las restricciones del confinamiento, augura la recuperación de, al menos, parte de la actividad inmobiliaria prime, si bien, como es lógico, con velocidades distintas dependiendo de las localidades, de las tipologías de stock disponible y, por supuesto, entre compra y alquiler.

Dicho esto, todavía es pronto para predecir con exactitud el grado de celeridad de dicha recuperación y el volumen de actividad al que regresaremos, aunque sí tenemos claro que tardaremos bastante en volver a los niveles previos a la crisis sanitaria.

En cuanto a la corrección de los precios, estimamos que inicialmente la reducción de la demanda empujará al reajuste de los niveles actuales, de manera que aquellos propietarios que necesiten vender deberán reducir sus expectativas.

¿Volver a 2008?

Muchas personas se preguntan si los efectos en el mercado serán similares a los de la crisis de 2008. La situación actual es debida a factores exógenos al sector inmobiliario, por lo que es muy improbable que nos encontremos en niveles de contracción como los de la anterior recesión. La velocidad de recuperación dependerá en gran medida de cómo se desescalará el confinamiento, el regreso del turismo internacional y las acciones conjuntas de los bancos centrales. Pero es evidente que el sistema bancario global se encuentra ahora más saneado que en 2008 y el endeudamiento de los hogares españoles es considerablemente menor. Históricamente, el consumo privado y el sector inmobiliario se han recuperado con relativa velocidad tras pandemias y desastres naturales.

Sin duda, será un año difícil para el mercado inmobiliario español, pero todo indica que la demanda regresará en búsqueda de activos con precios corregidos e hipotecas con intereses muy bajos. Estaremos en 2020 y no en 2008.

Esta crisis también cambiará los criterios de búsqueda de una vivienda. Durante los dos últimos meses, muchas personas han tenido que trabajar desde casa y las empresas empiezan a considerar una mayor flexibilidad. Esto puede confirmar una tendencia de traslado desde las grandes urbes a pequeñas ciudades y pueblos de la periferia o zonas rurales, donde, por el mismo precio, pueden conseguir espacios más amplios y exteriores.

En conclusión, estimamos una recuperación gradual y empezaremos a ver un creciente número de transacciones una vez finalizado el confinamiento.

Y eso, porque siempre habrá compradores internacionales que quieran cumplir su sueño de vivir en España, personas que necesiten una vivienda más grande, más pequeña, o simplemente invertir en el activo más seguro.

 

Referencia: id

Dean Casas